1

Richmond Berks, ¿Inversión inmobiliaria o fraude?

Últimamente se ha hablado mucho sobre Richmond Berks, una empresa que te ofrece la posibilidad de ganar mucho dinero invirtiendo en el mercado inmobiliario. ¿Será la forma de ganar dinero fácil que andamos buscando o será otra estafa más?.

¿Qué es Richmond Berks?

Richmond Berks es una empresa que lleva operando desde el año 2008 en la compra y venta de propiedades inmobiliarias o bienes raíces. Esta empresa está formada por John Richmond y Klint Berks (de ahí el nombre de la empresa), personas que supuestamente tienen una gran experiencia relacionada con el mercado inmobiliario. Además, la empresa dice tener a cargo a más de 2000 empleados, los cuales están especializados en el sector de los bienes raíces.

Realmente no se tiene demasiada información sobre los supuestos dueños de la empresa, de los cuales no hay apenas nada de información en internet. Tan sólo he encontrado el perfil de Linkedin del supuesto John Richmond, el cual es dueño de la empresa Richmond Investment Services LLC. Sobre Klint Berks, está desaparecido del mapa, como si nunca hubiera existido, algo que sin duda ya nos hace sospechar desde el primer momento.

¿Cómo se gana dinero con Richmond Berks?

La forma que tiene de ganar dinero Richmond Berks es a través de la compra y venta de inmuebles con el dinero de los usuarios. El modo de funcionamiento es sencillo, en primer lugar, los usuarios invierten dinero comprando acciones de la empresa, en segundo lugar, la empresa compra inmuebles, en tercer lugar, la empresa especula y vende los inmuebles y finalmente se reparten los beneficios entre los usuarios.

La forma de poder participar en todo esto es a través de la compra de bonos RBD, unos bonos que cuestan un dólar americano. En teoría, cada RBD equivale a un dólar real y cada RBD nos da derecho a recibir beneficios por parte de la compañía para toda la vida. En resumen, que es como si hubiéramos comprado acciones de la compañía y estuviéramos recibiendo dividendos por nuestras acciones, los cuales los recibiremos de por vida a menos que vendamos las acciones o que quiebre la empresa.

La diferencia entre una empresa real de Wall Street y Richmond Berks, es que los dividendos no se pagan en dólares, sino en más acciones o moneda RBD. La única forma de retirar dinero es vendiendo estas acciones, las cuales se venden a su valor de un dólar por acción. Sin embargo, Richmond Berks se queda con un 50% por cada acción vendida, así que realmente cada acción vale medio dólar en el mercado real. El pago mínimo es de tan sólo medio dólar, lo cual va a hacer que puedas sacar dinero rápidamente (aunque es obligatorio subir un vídeo promocional para poder hacerlo).

El interés que generan las acciones RBD es del 1,4-1,5% todos los días y un 0,07% el fin de semana, el cual puede variar según vaya la empresa. Este interés es muy alto, ya que te puede hacer duplicar tu dinero en cuestión de días, un interés muy superior al ofrecido por los bancos e incluso por la bolsa de valores.

Esta plataforma paga a través de algunas de las pasarelas y plataformas de pago más famosas del mundo, como pueden ser Payeer, Nix Money, Perfect Money, Bitcoin y ADVcash. Sin embargo, sorprende la ausencia de gigantes como PayPal, Skrill o Payza, los cuales siempre están presentes en páginas serias y fiables.

 

Bono de 120 dólares

La forma más fácil de ganar dinero rápido con Richmond Berks es a través de su bono de 120 dólares. Este bono se nos da a cambio de realizar distintas tareas, las cuales nos irán dando una pequeña cantidad de dinero hasta completar los 120 dólares de ganancia total. Por registrarnos ya nos darán 10 dólares, por verificar nuestro teléfono otro 10 dólares, por instalar la aplicación 25 dólares, por grabar un vídeo promocionando a la plataforma (el que es obligatorio para vender RBD) otros 10 dólares, por suscribirse a las notificaciones de la plataforma 10 dólares, por completar el perfil 15 dólares y finalmente por compartir en redes sociales 50 dólares.

Estos 120 dólares no son dólares reales, sino una moneda llamada RBB. Esta moneda no es retirable, sin embargo, tiene un 0,05% de rentabilidad diaria en moneda RBD para toda la vida, la cual recuerda que es el equivalente a medio dólar si retiramos.

Referidos

Como siempre, tenemos un sistema de referidos en esta web, el cual paga por invitar a gente en la plataforma. El sistema es de dos niveles, siendo el primer nivel de un 10% y el segundo nivel de un 5%. El dinero que generan los referidos es en RBD, es decir, que nunca nos van a dar dinero real a menos que vendamos.

Al final, si realizamos las tareas del bono, invertimos algo de dinero e invitamos a gente para que nos ayude, vamos a poder ganar mucho dinero en la página web. Si aprovechamos el interés compuesto y dejamos que nuestro dinero vaya creciendo, podemos duplicar o incluso triplicar nuestra inversión en cuestión de meses. Todo esto sin hacer nada, tan sólo comprando acciones y esperando. Además, como las acciones no caducan, no estamos obligados a reinvertir las ganancias, tan sólo esperar y cobrar, sin hacer nada más, algo que parece demasiado bueno para ser verdad.

¿Es Richmond Berks una estafa?

Normalmente cuando algo es demasiado bueno para ser verdad, no es verdad y Richmond Berks es la prueba de ello. Esta página web es una estafa piramidal clara, la cual al final incluso ha terminado por colapsar antes de lo previsto. Esta página pagaba a los usuarios con el dinero de los nuevos miembros, es decir, que no había ningún negocio real detrás. Richmond Berks cumple con el perfil de estafa típica, ya que cumple las siguientes características:

  1. Demasiados beneficios: Si una empresa que fuera capaz de generar un 1,5% diario fuera fiable, ¿No crees que los grandes inversores millonarios del mundo como Warren Buffet y compañía invertirían millones de dólares en la misma?. Por mucho que los pisos suban, es imposible garantizar unos intereses tan sumamente altos. No hubieran sido posibles ni siquiera en la época del boom inmobiliario, allá por el año 2006.
  2. Poca información sobre los dueños de la empresa: El haber buscado a los dueños de la empresa y el haber encontrado tan sólo un poco de información sobre el señor Richmond sin duda es sospechoso. La empresa nos hace sospechar desde un principio que es fraudulenta y que las personas que supuestamente se encargan de ella puede que incluso no existan. Con la cantidad de imágenes gratuitas que hay en Google, cualquiera puede entrar, robar una imagen de alguien con traje y corbata, inventarse un nombre falso con gancho y ponerlo en internet. Lo único que se veía era a una persona en los vídeos de Youtube de la web y pudo haber sido perfectamente un actor, tal y como se hizo con la estafa PTC Evo en su día.
  3. Ausencia de plataformas con sistema de disputas: Aunque tenga de su lado a plataformas como Bitcoin y Perfect Money, faltan plataformas como PayPal o Payza, las cuales tienen sistemas de disputas. Las páginas piramidales suelen lavarse las manos y usar plataformas seguras para ellos, ya que una disputa de PayPal o Payza les haría perder el dinero estafado.
  4. Ocultación de información: Si páginas como Recyclix nos explicaban por lo menos lo que se hacía con nuestro dinero, aquí se omite. Simplemente se nos dice que tenemos que invertir y recibir nuestro dinero, sin explicarnos dónde se está invirtiendo y cómo se está invirtiendo. Esto es un fuerte indicio de que realmente no hay ningún negocio, es decir, que se está pagando a la gente con el dinero que invierten los nuevos socios, no con una inversión real.
  5. Simplificación del mercado inmobiliario:
    Richmond Berks hace creer a los usuarios de la plataforma que el mercado inmobiliario es como la lotería, que se pueden lograr cantidades de dinero enormes en pocos minutos. Si alguna vez has trabajado de verdad con bienes raíces, habrás comprobado como se puede tardar mucho tiempo en vender una casa, muchos meses e incluso años. Por ejemplo, si consigues comprar una casa por 70.000 euros y venderla por 90.000, tu inversión habrá sido un éxito, algo difícil de conseguir. Si has tardado un año en vender la casa, esos 20.000 euros de ganancia son mucho menores a los que te ofrece Richmond Berks, ¿Cómo es eso posible?. Además, no hemos contado el pago al notario, las reformas de la casa y los gastos de mantenimiento de la misma (IBI, luz, gas, agua, impuestos municipales…). El mercado inmobiliario del mundo real es complejo y por lo tanto, no es apto para cualquiera, por mucho que nos quiera engañar Richmond Berks.
  6. El RBB no existe:
    Las acciones de esta empresa son ficticias, es decir, que realmente no tienen ningún valor en el mundo real, más allá de la plataforma. Cualquier persona puede crear una moneda ficticia y darle un valor a voluntad, haciendo creer a otras personas que vale algo y sólo dejar comerciar con tu moneda en un mercado virtual (de hecho, el dinero real tiene valor porque nosotros se lo damos=. Esto recuerda mucho al caso OneCoin, una supuesta moneda similar al Bitcoin, pero que realmente no existe y es ficticia, una mentira. Aunque durante un tiempo puedan mantener el sistema y pagar (algo que hace creer a muchos que es real), e incluso ganar dinero, al ser algo ficticio, al final acaba colapsando cuando hay más gente que quiera vender que gente que quiera comprar.
  7. Comisión fuerte por retirada:
    Richmond Berks castiga a las personas que quieren retirar dinero con un 50% de comisión. Esto provoca que se queden más tiempo sin vender sus RBB, ya que necesitan conseguir más de un 200% de rentabilidad para ganar dinero al vender. Esto evita las retiradas de dinero masivas y ayuda a que el sistema piramidal sea más estable, es decir, que ayuda a que el dinero siga circulando y que se pueda mantener durante más tiempo porque nadie saca dinero.

Demasiado bueno para ser verdad

La desaparición de Richmond Berks del mapa

Al final, ocurrió lo inevitable y se confirmó la estafa de Richmond Berks. Si intentamos acceder a su sitio web, vemos que se han ido, que ya no queda absolutamente nada del negocio y que básicamente, se han largado. Si has sufrido o conocido alguna estafa piramidal o esquema ponzi anteriormente, sabrás que una de las formas de operar es la de desaparecer. Cuando el sistema no puede pagar y colapsa, o bien pone escusas y pide tiempo, o bien desaparece del mapa directamente, vendiendo el dominio y dejando a la gente sin su dinero.

Además, se han eliminado todos los vídeos de YouTube y todo lo que se puede encontrar en Google acerca de la compañía son quejas y pruebas de que es Scam. Richmond Berks estafó a miles de personas, los cuales quedaron prendados por una promesa de dinero fácil y al final muchos perdieron su dinero.

Conclusión

Richmond Berks es una estafa que ya ha sido confirmada. Sin embargo, si no hubiera sido confirmada, también lo consideríamos como tal, ya que cumple exactamente con el típico perfil de estafa piramidal.

Cuando te encuentres una web que promete grandes ganancias y tiene un perfil parecido a Richmond Berks, no lo dudes, es una estafa casi al 100%.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *